fbpx

Causas de Pérdida Auditiva

Cuando la audición es normal, las ondas de sonido entran al oído y hacen que el tímpano y los huesecillos vibren. Entonces la vibración pasa a la cóclea, que se encuentra llena de líquido que se comienza a mover y pone en movimiento a las células ciliadas que transmiten señales eléctricas al cerebro a través del nervio (Ver publicación Como escuchamos).

La pérdida auditiva se presenta cuando existe un problema en alguna(s) parte(s) del sentido de la audición. Cualquier afectación puede ocasionar una pérdida auditiva severa (Ver publicación Tipos de pérdida auditiva).

Las causas de pérdida auditiva y sordera pueden ser congénitas o adquiridas.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) considera que una persona sufre de pérdida auditiva cuando no es capaz de oír tan bien como una persona cuyo sentido del oído es normal, es decir, cuyo umbral de audición en ambos oídos es igual o superior a 25 dB (Ver Audiometría). La pérdida auditiva puede ser leve, moderada, severa o profunda. Afecta a uno o ambos oídos y provoca dificultades para oír una conversación o sonidos fuertes.

Las personas ‘duras de oído’ son personas con pérdida auditiva leve y severa. Por lo general se comunican mediante la palabra y pueden utilizar aparatos auditivos, implantes cocleares y otros dispositivos, así como los subtítulos. Para las personas con una pérdida auditiva profunda, existen aparatos auditivos muy potentes que podrían ayudar así como la opción de utilizar implantes cocleares.

Las personas ‘sordas’ suelen padecer una pérdida auditiva profunda a la que se le llama restos auditivos, lo que significa que oyen muy poco o nada. A menudo se comunican mediante el lenguaje de señas.

Niño con León

Causas congénitas

Las causas congénitas pueden determinar la pérdida auditiva en el momento del nacimiento o poco después.

La pérdida auditiva puede ser causada por factores hereditarios y no hereditarios, o a complicaciones durante el embarazo y el parto, entre ellas:

  • Rubéola materna, sífilis u otras infecciones durante el embarazo.
  • Bajo peso al nacer.
  • Asfixia en el parto (falta de oxígeno en el momento del parto).
  • Uso inadecuado de ciertos medicamentos como aminoglucósidos, medicamentos citotóxicos, antipalúdicos y diuréticos (Ver publicación ototóxicos).
  • Ictericia grave durante el período neonatal, que puede lesionar el nervio auditivo del recién nacido.
  • Malformación en el oído, como atresia y/o micrótia.
Exposición a Ruido en jovenes

Causas adquiridas

Edad. A medida que la envejece, algunas partes del oído se hacen menos elásticas. Las pequeñas células ciliadas dentro de la cóclea se va dañando o muriendo y no pueden transmitir la información (Ver publicación Pérdida auditiva neurosensorial). La pérdida auditiva puede ir empeorando a lo largo de los años.

Exposición a ruido. Se puede presentar por trabajar en lugares con maquinaria ruidosa o se producen explosiones, el sonido de máquinas neumáticas, aviones, en general cualquier sonido que exceda los límites de intensidad y/o tiempo de exposición permitidos (Ver publicación Exposición a ruido).

Sonidos Fuertes. Exposición a sonidos muy elevados durante actividades recreativas, como el uso de aparatos de audio personales a un volumen elevado durante períodos prolongados de tiempo, o en bares, discotecas, conciertos y acontecimientos deportivos por ejemplo, pueden dañar la células ciliadas. El grado de lesión dependerá del volumen del sonido y de el tiempo de exposición. La lesión no aparece inmediatamente y se presentará a través de los años (ver publicación Lesión por uso de audífonos).

Infección crónica del oído (otitis). Puede provocar la acumulación de fluido en el oído medio. Si no es tratada adecuadamente provocará severos daños en la audición.

Enfermedad o infecciones. Enfermedades infecciosas, como la meningitis, el sarampión, la parotiditis, la sífilis, entre otras.

Tímpano perforado. Una infección del oído, sonidos fuertes, un golpe, o un cambio muy grande de presión sobre el tímpano provocada volar en un avión o bucear por ejemplo, provocarán que se haga un hoyo que puede o no cerrarse. Puede presentarse una pérdida auditiva de ligera a media dependiendo del tamaño de la perforación.

Colesteatoma. Esto es un crecimiento anormal de piel en el oído medio cuando el tímpano se colapsa o crece piel a través de un tímpano perforado. El colesteatoma crece a lo largo del tiempo y puede provoca pérdida auditiva al ir destruyendo los huesecillos o, rara vez, el oído interno.

Traumatismos craneoencefálicos.  Golpes en la cabeza o en los oídos.

Síndrome de Meniere. Algunos síntomas de este daño al oído medio y el equilibrio son:

  • Mareo
  • Pérdida auditiva fluctuante (que cambia constantemente)
  • Acúfeno o tinnitus
  • Falta de equilibrio

La pérdida auditiva en el síndrome de Meniere generalmente empeora pero solo involucra un oído. En estos casos puede ser de gran utilidad la utilización de sistemas Cros.

Tumores. El Cáncer o los tumores benignos pueden causar pérdida auditiva severa. Las personas con esta condición pueden presentar entumecimiento de la cara y acúfeno o tinnitus.

Un objeto atorado en el oído. Cuando se encuentra en el canal auditivo algo que no debería de estar, se puede bloquear el paso del sonido o inclusive el movimiento del tímpano provocando que se escuche menos. El cerumen puede, en algunos casos, acumularse y endurecerse provocando que el sonido no pase adecuadamente. Los tapones de cerumen pueden llegar a provocar pérdida auditiva ligera.

Uso de algunos medicamentos. Por ejemplo, antibióticos, grandes cantidades de acido acetil salicílico (aspirina), algunos antidepresivos, medicamentos empleados para tratar las infecciones neonatales, el paludismo, la tuberculosis resistente a los medicamentos y distintos tipos de cáncer (Ver publicación ototóxicos).

Genes. Los científicos han descubierto génes que hace que las personas sean propensas a desarrollar pérdida auditiva, particularmente mientras envejecen.

Desordenes autoinmunes. Lupus y artritis reumatoide, por ejemplo, pueden afectar la audición. Es una de las principales señales de múltiples desordenes autoinmunes.

Existen pruebas de muestreo sencillas en intenet que le permitirán darse una idea de su condición auditiva, esto no sustituye la correcta evaluación de su nivel de audición. Puede utilizar la prueba definida por uno de los fabricantes mas prestigiosos en el mercado, Prueba auditiva Phonak

Le invitamos a dejarnos sus comentarios, serán de gran utilidad para enriquecer esta sección de nuestra página.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Call Now Button