fbpx

Pérdida auditiva neurosensorial

Es producida en la mayoría de los casos por daños en las células ciliadas que se encuentran dentro de la cóclea.

Las causas principales son la edad, la exposición a ruido, ruidos súbitos  y ciertas enfermedades. También se puede presentar por exposición a ototóxicos.

También puede presentarse como consecuencia de lesiones tanto en el nervio auditivo como en el propio cerebro que impiden la correcta recepción de la información.

Oído interno

Todas las personas estamos expuestas, al pasar de los años, a perder las células ciliadas dentro de la cóclea provocando que la calidad de nuestra audición se vaya reduciendo causándonos dificultades para lograr comprender las palabras.

La exposición a ruido excesivo o muy prolongado también provoca la pérdida de las células, esto puede ocurrir en el trabajo, la calle, escuchar música a altos volúmenes, o verse accidentalmente expuesto a un ruido sumamente intenso que pueda lesionar al oído.
 

La pérdida auditiva neurosensorial también puede ser provocada por enfermedades como las paperas, la meningitis y otras.

Igualmente puede ser provocada por algunos medicamentos denominados ototóxicos, tales como aspirina, cisplatina, quinina o antibióticos como estreptomicina amikacina, y gentamicina.

Además, los problemas vasculares como la alta presión, los coágulos y los rompimientos de vasos sanguíneos, al igual que los altos niveles de azúcar son causas importantes de la pérdida de capacidad auditiva.

Otra causa son las lesiones físicas tales como golpes o accidentes que dañen el oído o la cabeza y que puedan provocar derrames o ruptura de componentes del oído.

En el caso de niños en desarrollo, antes del nacimiento, pueden desarrollar lesiones debido a la presencia de rubéola en la madre durante el embarazo, mala nutrición entre otros.

Le invitamos a dejarnos sus comentarios, serán de gran utilidad para enriquecer esta sección de nuestra página.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

442-245-2702